Presentación del libro sobre el camino árabe Balat Humayd 25/05/2017

Presentacion del libro de nuestro caminero Ricardo Fanjul, sobre el camino árabe de Balat HumaydEste jueves, 25 de mayo, en la Casa de Cultura Alfonso X de Guadarrama, tendrá lugar la presentacion del libro de nuestro caminero Ricardo Fanjul, sobre el camino árabe de Balat Humayd.
El camino ha sido durante siglos la principal vía de comunicación entre las dos mesetas. Ha sido objeto de leyendas, y libros como el del Buen Amor del Arcipreste de Hita.

Ricardo Fanjul ha dedicado cinco años a analizar el trazado del camino usando desde levantamientos topográficos hasta libros musulmanes de la época califal hasta conseguir recuperar su trazado especialmente en tierras segovianas donde mas se había perdido.

La Sociedad Geográfica del Guadarrama presenta, el próximo jueves 25 de mayo en Guadarrama, el resultado de casi 5 años de trabajo sobre el que es uno de los caminos históricos más importantes de Madrid junto a Somosierra y la calzada romana: El Balat Humayd.

La carretera de la Coruña y el puerto del León eclipsaron el camino y el paso de montaña por donde discurrieron grandes desplazamientos, como las incursiones de las tropas árabes en los años de la Conquista, la posterior Reconquista cristiana o las repoblaciones de Madrid con pastores segovianos. Incluso viajes tan importantes como el traslado de la Corte de Madrid a Valladolid y la vuelta a Madrid cinco años después, se hicieron por este camino, aún conocido como Cordel de Valladolid en su vertiente madrileña, y Camino de Madrid o de Las Campanillas en el lado Segoviano.

Gracias a las fuentes árabes, se ha documentado su uso desde el Siglo VIII hasta el XVIII, en que Fernando VI inaugura el citado puerto del León, dejando el viejo Valathome medieval en el olvido hasta el año 2014. En ese año, varios expertos y aficionados a la Historia y la caminería terminaron de documentar y desvelar el trazado original.

El trabajo discurre desde Guadarrama a Coca, atravesando los bosques de la Sierra de Guadarrama por uno de los parajes más bellos y desconocidos del Parque Nacional: los bosques de la Garganta de El Espinar. Tantos años de estudio, recorridos, equívocos y pérdidas de trazado, han contribuido a recopilar una enorme cantidad de información y kilómetros marcados en los planos, que han dado como resultado el hallazgo de otros caminos y de los restos de las famosas ventas descritas por el Arcipreste de Hita en su Libro del Buen Amor.

Y es que, sin duda, este emisario del obispo se desplazó por el Balat Humayd en la parte segoviana desde Ferreros (Otero de Herreros) hasta la Venta de Tablada, el cruce donde varios caminos menores llegaban al camino (ta Balat- ta Balata o ta Balada= Tablada). El camino discurría desde Córdoba a Toledo y desde esta vieja capital hasta la frontera de Al andalus en la cima de la Sierra.

JUEVES, 25 DE MAYO. 

19, H. CENTRO CULTURAL ALFONSO X EL SABIO. 

GUADARRAMA - MADRID

Hasta aquí era relativamente conocido por historiadores y aficionados de Madrid. Sin embargo, más allá de Al andalus, en la actual Castilla y León, los cristianos nunca lo conocieron con este nombre, pese a que el puerto sí se siguió conociendo como Valathome hasta varios siglos después. Pese a los cambios de nombre, de reinos y de gobiernos, el camino siguió ahí todo este tiempo.

Y hoy, ya se puede recorrer desde Guadarrama hasta Coca, e incluso continuar hasta Simancas (Valladolid). Aunque nuestro trabajo cesó en la vieja ciudad romana, una vez que el Balat Humayd ya discurre unido a la calzada romana Vía XXIV.

¡Os animamos a asistir porque si os interesa la historia de nuestros caminos históricos el Balat Humayd es uno de los mas importantes y peor conocidos.!

La Sociedad Geográfica del Guadarrama presenta, el próximo
 
jueves 25 de mayo en Guadarrama, el resultado de casi 5 años de trabajo
 
sobre el que es uno de los caminos históricos más importantes de Madrid junto
 
a Somosierra y la calzada romana: El Balat Humayd.
 
La carretera de la Coruña y el puerto del León eclipsaron el camino y el
 
paso de montaña por donde discurrieron grandes desplazamientos, como las
 
incursiones de las tropas árabes en los años de la Conquista, la posterior
 
Reconquista cristiana o las repoblaciones de Madrid con pastores segovianos.
 
Incluso viajes tan importantes como el traslado de la Corte de Madrid a
 
Valladolid y la vuelta a Madrid cinco años después, se hicieron por este
 
camino, aún conocido como Cordel de Valladolid en su vertiente madrileña, y
 
Camino de Madrid o de Las Campanillas en el lado Segoviano.
 
Gracias a las fuentes árabes, se ha documentado su uso desde el Siglo
 
VIII hasta el XVIII, en que Fernando VI inaugura el citado puerto del León,
 
dejando el viejo Valathome medieval en el olvido hasta el año 2014. En ese
 
año, varios expertos y aficionados a la Historia y la caminería terminaron de
 
documentar y desvelar el trazado original. El trabajo discurre desde
 
Guadarrama a Coca, atravesando los bosques de la Sierra de Guadarrama por
 
uno de los parajes más bellos y desconocidos del Parque Nacional: los
 
bosques de la Garganta de El Espinar. 
 
Tantos años de estudio, recorridos, equívocos y pérdidas de trazado,
 
han contribuido a recopilar una enorme cantidad de información y kilómetros
 
marcados en los planos, que han dado como resultado el hallazgo de otros
 
caminos y de los restos de las famosas ventas descritas por el Arcipreste
 
de Hita en su Libro del Buen Amor. Y es que, sin duda, este emisario del
 
obispo se desplazó por el Balat Humayd en la parte segoviana desde Ferreros
 
(Otero de Herreros) hasta la Venta de Tablada, el cruce donde varios caminos
 
menores llegaban al camino (ta Balat- ta Balata o ta Balada= Tablada).
 
El camino discurría desde Córdoba a Toledo y desde esta vieja
 
capital hasta la frontera de Al andalus en la cima de la Sierra. Hasta aquí
 
era relativamente conocido por historiadores y aficionados de Madrid. Sin
 
embargo, más allá de Al andalus, en la actual Castilla y León, los cristianos
 
nunca lo conocieron con este nombre, pese a que el puerto sí se siguió
 
conociendo como Valathome hasta varios siglos después.
 
Pese a los cambios de nombre, de reinos y de gobiernos, el camino siguió ahí
 
todo este tiempo. Y hoy, ya se puede recorrer desde Guadarrama hasta Coca,
 
e incluso continuar hasta Simancas (Valladolid). Aunque nuestro trabajo cesó
 
en la vieja ciudad romana, una vez que el Balat Humayd ya discurre unido a la
 
calzada romana Vía XXIV.