Delegación PICP-Extremadura

Publicado en Más informaciones

“El camino es el que nos enseña la mejor forma de llegar y nos enriquece mientras lo estamos cruzando.” El peregrino de Compostela - Paulo Coelho

    Los caminos públicos se han ido olvidando en los últimos 50-60 años por el desuso de los mismos y por la aparición de las carreteras, unido esto al declive del mundo rural, de sus costumbres, tradiciones y formas de vida. El cántaro, ya solo va a la fuente en el refranero popular.

 Muchos de esos caminos, en el mejor de los casos, están ahora bajo kilómetros de maleza y en el peor de los casos, usurpados por la ambición de algunos propietarios privados que los incorporan a sus fincas o los cortan para fines privados. Pero pasen los años que pasen, los corten o aren, el patrimonio público que componen los caminos públicos, no desaparece; aunque según pasan los años, corremos el peligro de no ser capaces de demostrar fehacientemente su titularidad pública, porque nos hemos quedado sin las personas que los usaban y podían dar prueba de ello, porque las pruebas documentales existentes no son muy extensas o rigurosas y sobre todo, porque los encargados de defender este patrimonio, los municipios, muestras una desidia pasmosa, que oculta posibles intereses, incapacidades o directamente no querer entrar en conflictos con unos poderosos por la defensa de lo de todos.

   En el presente, tras ese tiempo de olvido y desuso, hemos vuelto a transitar por los caminos, de una manera diferente a la de antaño, con nuevos intereses y actividades, pero con las mismas necesidades de libertad de tránsito y disposición de la red de caminos públicos.

   Es por esto por lo que nace la DELEGACIÓN EXTREMEÑA de la PICP (Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos), porque la reivindicación y movilización de la sociedad civil, es necesaria ante la inacción de la administración competente para recuperar el patrimonio público que representan los caminos.

Denuncian la usurpación de caminos públicos en las proximidades de Mérida

Publicado en Noticias

Ecologistas en Acción Mérida informa a los Ayuntamientos de la comarca afectados del corte ilegal de varios caminos públicos. No descarta denuncias ante el Seprona por lo que considera un menoscabo del patrimonio público Ecologistas en Acción Mérida ha notificado a los Ayuntamientos de Mérida y Mirandilla, así como a la Consejería de Agricultura, el corte de dos caminos públicos de nuestro entorno.

Usurpación  “Camino de Mérida a Alcuéscar”Estos caminos son:

- El conocido como “Camino de Mérida a Alcuescar”, en el límite entre los términos municipales de Mirandilla y Mérida, dentro del P.N. de Cornalvo. Este camino ha sido obstaculizado al tránsito mediante el cierre con candado de una cancela. Asimismo, se han instalado elementos que pudieran ser ilegales y peligrosos, como son vidrios rotos sobre la pared de dicha cancela.

- El conocido como “Camino de Mérida a Montanchez”, dentro del término municipal de Mérida.

Ambos caminos están recogidos en el Catálogo de Caminos Públicos del Ayuntamiento de Mérida y descritos como tales en la oficina virtual del Catastro.

Hasta el momento, al aviso emitido tan sólo ha contestado el Ayuntamiento de Mirandilla, argumentando que no es afectado por dicho corte, lo que no es cierto ya que, al pretender acceder a este municipio desde el lado norte de este camino, se encuentra cerrado.

Ecologistas en Acción está muy implicada en la defensa del uso y disfrute público de las vías pecuarias y caminos tradicionales, por lo que no descarta denunciar estos hechos ante el Seprona e, incluso, la vía judicial, si fuera necesario.

Ecologistas en Acción Mérida, por otro lado, está en contacto con colectivos que, de una manera u otra, son usuarios de estas vías y que de algún modo se ven perjudicados por el cierre de caminos públicos. Estos colectivos son la Federación Extremeña de Montañismo y Escalada (FEXME), la Federación Extremeña de Ciclismo y el Colectivo Extremeño de Fotógrafos de Naturaleza (CEFNA).

Con estos colectivos y con las personas que a título particular quieran sumarse, se va a crear una delegación para Extremadura dentro de la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos (PICP), entidad que trabaja por el libre tránsito y la conservación de los caminos públicos de España

Iniciado el proceso de deslinde de las vías pecuarias de Villaviciosa de Odón

Publicado en Noticias

Vías Pecuarias de MadridCon una reunión mantenida el 28 de diciembre de 2016 entre el Jefe de Área de Vías Pecuarias de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, José Alberto Millán acompañado de su equipo; María Martín, Concejala de Medioambiente del Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón; y el grupo de Ecologistas en Acción del municipio, acompañado por Hilario Villalvilla como apoyo técnico del grupo, se acordó iniciar el proceso de deslinde de las vías pecuarias incluidas en el Proyecto de Clasificación correspondiente.

El procedimiento de deslinde será gradual, tendrá una duración no menor de dos años y comenzará con el deslinde de dos de las vías del municipio que presentan escasos problemas: la Colada del Camino Viejo de Madrid o de Sacedón y la Vereda de los Barros.

V Marcha Ganadera Vías Pecuarias de Abarán 2016

Publicado en Noticias


Un certenar de personas se han unido este 26 de diciembre a la V edición de la Marcha Ganadera por las Vías Pecuarias de Abarán, organizada como viene siendo habitual por las asociaciones La CarrahilaEcologistas en Acción y Caramucel. Los participantes se dieron cita a las 10 de la mañana en el Abrevadero de Las Pilas, situado en la entrada del Parque Municipal de Abarán, junto al río Segura y al paso de la Cañada Real de la Sierra del Oro. Desde este punto se ha iniciado el itinerario, dirigiéndose hacia la Colada de Cartagena y Corral de Lorenzo, donde se ha incorporado el ganado de José "El Pelado", proveniente de la Colada del Barranco de la Cuna. La Marcha a continuadopor el Cordel de Charrara y Rambla de Benito, hasta llegar al Abrevadero y descansadero de Cueva Salmerón, en la confluencia con las Coladas de Patrax, Barranco de la Sabina y de Los Secos y Poza Frasco, ya en las inmediaciones de la Sierra del Oro, espacio ZEPA y Red Natura 2000. La marcha se ha detenido en algunos lugares donde los guías han comentado los aspectos más relevantes desde el punto de vista histórico - cultural y ambiental.
 

Con esta actividad las entidades organizadoras pretenden divulgar de forma práctica el uso y los valores patrimoniales de las vías pecuarias, pero también llamar la atención de la administración competente, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, para que adopte medidas de conservación y mejora de estos antiguos caminos ganaderos de uso público, sobre todo inicie los trámites para ir deslindando y amojonando progresivamente las vías pecuarias del término municipal de  Abarán y del resto del Valle de Ricote. Así mismo, solicitan a los gobiernos locales que conciban las vías pecuarias como suelo protegido que son, con prioridad para el tránsito ganadero, pero además como espacios que bien gestionados, pueden ser adecuados para el turismo ecológico y cultural, donde tengan lugar los Usos Complementarios con templados en la Ley 3/1995 de Vías Pecuarias. En este ámbito, estas asociaciones se comprometen a prestar su apoyo para el desarrollo de esta doble vertiente de los espacios naturales: patrimonio cultural y patrimonio turístico-económico.

Crowdfunding: El Libro de los Caminos

Publicado en Más informaciones

• Edición en castellano de El libro de los caminos, un manual para disipar dudas, deshacer mitos y reivindicar derechos en pro de los caminos públicos.

»»»» Aporta al proyecto del Libro de los Caminos ««««

Descripción del proyecto

Tras publicar en 2010 en catalán El llibre dels camins (ya vamos por la segunda edición) 

El libro cuidadosamente editado por Arola, con un formato de 23 x 23, tiene 120 páginas abundantemente ilustradas con fotografías a color de los autores. Podéis ver una muestra de la edición original aquí.hemos recibido numerosas peticiones para su traducción y adaptación al castellano. Aquí encontraréis la reseña del libro escrita por Pablo Giménez Font.

Esta obra es el fruto del trabajo de dos geógrafos apasionados. Tras quince años de estudio y experiencias alrededor de los caminos decidimos plasmar nuestras inquietudes y conocimientos adquiridos en un libro destinado a todas las personas que disfrutan con los caminos, que se interesan o se preocupan por este patrimonio milenario.

No se trata de una guía de excursiones sino de una obra que presenta y revindica los caminos desde una perspectiva geográfica y social, que entronca con la protección del patrimonio cultural, con el desarrollo rural y con la conservación de la naturaleza y el paisaje.

Tal y como dice la presentación del manual: "Sin caminos no hay libertad", puesto que sin los caminos públicos —caminos rurales, vías pecuarias, caminos de ronda...— la ciudadanía no puede ejercer libremente su derecho constitucional a moverse por el territorio nacional y a disfrutar del medio ambiente de una forma respetuosa con el mismo. Por consiguiente la obra reivindica la importancia y la vigencia de los caminos en nuestra sociedad postindustrial.

¿Podríamos imaginar una ciudad sin calles o un campo sin caminos? Los caminos públicos se han ido conviertiendo en los últimos años en un tema sensible siendo múltiples los colectivos sociales que se han organizado para salvaguardar este patrimonio amenazado, y también por parte de las administraciones se empieza a observar una mayor sensibilidad frente a las demandas ciudadanas. En este contexto, el Libro de los caminos tiene vocación de manual y se dirige tanto a los que desean simplemente conocer, los caminos, como a los ciudadanos que se movilizan en su defensa y también a los responsables públicos de su gestión.

Contenido del libro:

La obra está dividida en ocho capítulos. En ellos se aborda la propia definición del concepto ¿qué son los caminos?, el origen de las vías de comunicación 

El Libro de los Caminos

históricas y sus características, ya sean funcionales (por ejemplo la distinción entre caminos vecinales, caminos rurales, etc.) o morfotécnicas (caminos de herradura o carreteros, vías pecuarias, caminos de sirga, caminos de ronda).

Un capítulo específico está dedicado al espinoso tema del régimen jurídico y la propiedad de los caminos, a la distinción entre lo público y lo privado, que se aborda de forma amena y didáctica sin perder el rigor.

En otro capítulo se trata de la defensa y la protección de los caminos públicos, y en ese ámbito, de las competencias y las obligaciones —a menudo incumplidas— de las administraciones.

El libro se ocupa asimismo del mundo de los senderos y del senderismo, ahondando en el debate sobre los modelos de señalización o abalizamiento.

Por último, tras abordar distintas problemáticas existentes (como la cuestión del mantenimiento y la conservación, o la regulación de la circulación motorizada) o las amenazas que se ciernen sobre este patrimonio colectivo (muy especialmente el abandono y la usurpación o el cierre de caminos públicos) el libro termina con un capítulo propositivo que recoge casos de buenas prácticas y modelos de referencia a nivel nacional e internacional.