El ecologista acusado de tráfico de drogas revela que subió a "un chaval" en su coche

-"MONTAJE AL MÁS PURO ESTILO MAFIOSO"

-Juan Clavero, pionero del ecologismo en Andalucía, denuncia un "montaje mafioso" para desacreditarle tras un control en que encontraron 47 gramos de cocaína en su vehículo.

El sábado a las 8 de la mañana, Juan Clavero fue a hacer una marcha junto a la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Vías Pecuarias y Caminos Públicos por la Sierra de Grazalema, en Cádiz. Aquella noche durmió en el calabozo acusado de posesión y tráfico de drogas. Hoy, el veterano miembro de Ecologistas en Acción y su entorno denuncian un "burdo montaje" que, de confirmarse, implicaría a la propia Guardia Civil.

Fuente: El Confidencial / ANTONIO VILLARREAL

Clavero, al salir del juzgado de Ubrique (Plataforma Ciudadana Sierra de Cádiz)

A primera hora del pasado día 26, Clavero y varias personas más "se pusieron a hacer una marcha reivindicativa por una serie de caminos públicos que deberían estar abiertos porque son vías pecuarias, deslindadas y con sentencia firme tras pasar por plenos municipales pero que, en muchos casos, aún no lo están", explica a Teknautas Lola Yllescas, portavoz en Cádiz de la ONG hoy en sustitución del propio Clavero. La lucha entre los vecinos de estos pueblos de la Sierra por reabrir caminos públicos como el que conecta El Bosque y Benamahoma se remonta a hace más de una década.

Este camino en concreto trascurre por varias fincas privadas: Baldihuelo, Breña del Agua o Navazo. En torno a 2004, el por entonces dueño de estas fincas, Alfonso Herrera, tomó, según los denunciantes, la determinación de cerrar el camino que conectaba Benamahoma con Zahara de la Sierra. "Llevamos años reivindicando que se abran esos caminos, son caminos que la gente de la Sierra de Cádiz siempre ha usado hasta que estas fincas pasaron a otros propietarios", denuncia Yllescas. Este tipo de manifestaciones son constantes entre los vecinos, que ya organizaron una marcha nocturna el pasado 29 de julio por estos mismos caminos.

Según explican algunos de los participantes en esta última marcha, Clavero y sus compañeros fueron fotografiados e increpados por los guardas de estas fincas al atraversarlas por la mañana. Cuando, una vez terminada la ruta, el ecologista retomó su coche y se dirigía hacia su casa, fue detenido en un control de la Guardia Civil en mitad de "una pista forestal donde no pasa nadie, un sábado a las cuatro de la tarde", explica Yllescas. "Le dicen que se trata de un registro rutinario, pero se convierte en exhaustivo: de pronto los guardias sacan una bolsita del coche, le preguntan y Juan dice que no lo sabe, que eso no es suyo".

Unos 47 gramos de cocaína y cuatro de hachís bajo el asiento. Dado que la cantidad superaba ampliamente el límite estimado para el autoconsumo, se le imputó al ecologista un delito contra la salud pública y pasó la noche del sábado en el cuartelillo de la Guardia Civil en El Bosque. Al día siguiente a las 10 de la mañana declaró durante tres horas ante el juez en Ubrique, que lo dejó en libertad con cargos.

Me hanMMe han intentado implicar en un asunto de tráfico de drogas cuando todo el mundo que me conoce sabe que es absolutamente inverosímil

En declaraciones a Canal Sur, único medio con el que ha accedido a hablar, Clavero ha dicho haber sido víctima "de un montaje al más puro estilo de las películas mafiosasme han intentado implicar en un asunto de tráfico de drogas cuando todo el mundo que me conoce sabe que es absolutamente inverosímil".

¿Quién puso la droga ahí?

"Es una situación increíble en una persona cuya trayectoria profesional y ambiental es conocida, prestigiada y fuera de toda duda", dice Yllescas, "aquí en Cádiz le conoce todo el mundo, es geógrafo, es biólogo, ha sido director del parque de Grazalema... han ido a tratar de intimidar a la persona menos indicada porque nadie les va a creer".

De la misma forma se expresaba Gaspar Corbacho, representante de Izquierda Unida en el ayuntamiento de El Bosque: "Todo el que lo conoce sabe que es imposible que trafique con nada ilegal, y por supuesto consumo 0,0".

Clavero explica a amigos y vecinos las circunstancias de su detención (Plataforma Ciudadana Sierra de Cádiz)
Clavero explica a amigos y vecinos las circunstancias de su detención (Plataforma Ciudadana Sierra de Cádiz)

Lo primero que hizo Clavero al salir del juzgado fue convocar a amigos y vecinos en la Venta Julián, ubicada en El Bosque. En conversación telefónica con este periódico, el encargado del establecimiento explica que se reunieron en una sala privada y que Clavero expuso que, en un momento determinado, "subió a un chaval a su furgoneta".

"No supo decir quién era, aunque mencionó que le sonaba de vista", explican desde este local, "Juan dijo que, en un momento dado, al chaval se le cayeron las gafas bajo el asiento y que, poco después, le dijo que se bajaba allí; poco después se encontró con el control de la Guardia Civil: se lamentaba diciendo que en qué momento se le ocurrió subir a un desconocido a su coche".

Unos meses calientes en la zona

Además de por su activo papel en defensa de la naturaleza de Grazalema y sus alrededores, Clavero, muy conocido en toda la provincia, apareció en los diarios el pasado mes de marzo después de que el juez de primera instancia le condenara a indemnizar con 5.000 euros a Daniel Pérez, ex consejero delegado de la empresa pública de gestión de aguas de El Puerto de Santa María, tras acusar a Pérez en una rueda de prensa de favorecer a un socio con contratos. Pero, más allá de esto, la acusación de relacionar al ecologista con el tráfico de drogas ha sorprendido a todo el mundo.

"Clavero expuso que, en un momento determinado, subió a un chaval a su furgoneta"

Aunque lleva prolongándose años, el asunto de los caminos públicos se reavivó el pasado mes de julio, cuando Ecologistas en Acción acusó a la actual alcaldesa de El Bosque, Pilar García, de "permitir la usurpación de un camino público", el ubicado entre esta localidad y Prado del Rey, que según los denunciantes fue cerrado en 2015 por los propietarios de dos fincas: Mecines y El Algarrobo.

El principal afectado ha declarado que no parará hasta destapar la trama que ha llevado sus huesos hasta un calabozo. Preguntas a responder no le faltan: ¿Es cierto, como declara el ecologista, que los guardias no usaron guantes y que sabían lo que contenía la bolsa incluso antes de abrirla? ¿Quién era el chaval que se subió al coche?